La salud de la población depende de diversos factores: estilo de vida, medio ambiente, genética y funcionamiento del sistema de salud. El gobierno a través de acciones de promoción, prevención y atención influye en mayor o menor medida sobre ellos. Al conjunto y la combinación de estas acciones es lo que se denomina política sanitaria. Debe quedar claro, entonces, que la política sanitaria no se reduce a la atención médica en hospitales, sino que también incluye campañas de vacunación, construcción de viviendas para mejorar el hábitat, limpieza de canales o lugares de esparcimiento público, entre otros. La aplicación de las distintas políticas sanitarias sin embargo no está libre de inconvenientes. Reconocer estas limitaciones permitirá comprender la complejidad del sector salud.



Abril, 2007

Descargar Documento